Hilary

Mi nombre es HIlary. Soy panameña, tengo 19 años y esta es mi historia:

En mi infancia fui una niña muy feliz, vaya tiempos donde la inocencia era lo mejor del mundo. Crecí y en la preadolescencia llegando ya a la pubertad donde mis amiguitas se desarrollaban y eso no llegaba a mí fue un proceso difícil. Llegué a ponerme sostén de copas con papel sanitario porque mis senos no crecían y el de mis amigas y compañeras del colegio sí. Pasó ese tiempo y luego a eso de los 15 años empecé a desarrollar senos, pero una pregunta siempre invadía mi cabeza, ¿cuando llegará la menstruación?

Pasaron los años y ya al cumplir 17 años rumbo a los 18 era muy raro que no tuviera menstruación. Desde pequeña empecé a desarrollar una hernia en el lado izquierdo de mi pelvis, pero no le prestaba mucha atención sólo sabía que era algo raro. Con el tema de no menstruar fui al ginecólogo. Me revisaron el tema de la hernia, obviamente tenían que operarme. Me hicieron un ultrasonido y la ginecóloga sólo decía que no veía nada. Me refirieron a un cirujano y ahí conocí al doctor que me trató. Hablamos. Me dijo que no tuviera miedo. Era mi primera operación en la vida, estaba muerta de miedo. En la charla le comenté que cuidado que lo que me sacaba era un testículo y no una hernia inguinal. Y esto se lo dije ya que veía la serie Dr. House y en un capitulo dieron este caso del SIAC. Sin saber yo misma ya declaraba lo que tenía. Pasó la operación y recuerdo muy bien que a la mañana siguiente se acerca a mí una practicante Dra Cirujana. Y así sin tacto ni nada me pregunta: Señorita Hilary ¿alguna vez ha menstruado? Le contesté que no. Y en ese preciso momento mi vida cambió cuando me dijo que lo que me sacó fue un testículo.

Pasé por una depresión espantosa. Me refirieron a un Genético Especialista, a un Psiquiatra. Lo que tenía como concepto de vida cambió por completo. En esos momentos me sentía como un monstruo, algo raro. Me decía a mí misma que no sabía qué era, que si Dios existía por qué me hizo eso a mí. No fue fácil, no ha sido fácil. Conocí la depresión cara a cara e intenté suicidarme. Me cortaba, le renegaba a Dios, maldecía a mis Padres, no quería seguir viviendo. Luego de muchos exámenes y pruebas me dijeron lo que tenia. Que tenía el SÍNDROME DE INSENSIBILIDAD A LOS ANDRÓGENOS COMPLETO. Me refirieron a una Endocrina. Me hicieron más pruebas para saber dónde estaba el otro testículo. Todavía en esos momentos no podía aceptar el hecho que por fuera era una Mujer y por dentro un Hombre. Pasó el tiempo y no le encontraba sentido a la vida. Cometí muchos errores. Hice cosas que me hacían daño a mi misma por miedo, pero un miedo inexplicable.

Pero llegó un momento en que ya no podía seguir así en esa oscuridad tan depresiva. No ha sido fácil pero aquí estoy. Tengo 19 años. Trabajo, estoy en la universidad. Y ME SIENTO MÁS CHICA QUE CUALQUIER OTRA. No decidí ser así, todo tiene un propósito y Dios sabe cual es el propósito del SIAC en mi vida.❤👑