Mercedes

Me llamo Mercedes y tengo 73 años. Soy madre de dos hijas con síndrome de insensibilidad total a los andrógenos. Envío este mensaje hablando de mi experiencia. Hoy en día hay más adelantos y los médicos quizá den una información más completa que en nuestra época. En cualquier caso, nosotros en su día sí supimos de lo que se trataba. Pero lo difícil viene después, enfrentarse a ese diagnóstico. Fue muy duro y difícil encontrar el camino a seguir en cuanto a la forma de decírselo a mis hijas. Pensé mucho en la mejor forma de decírselo para no hacerles daño, pero seguro que al final no lo pude evitar. Lo que eché mucho en falta fue la ayuda psicológica para los padres y para ellas, sobre todo en la edad de la pubertad. Es lo que a nosotros más nos ha faltado. Esto es lo que quería decir, si de algo sirve a otros padres, es mi pequeño grano de arena.